Dios agradece hasta un vaso de agua
dado con amor...   Padre Antonio María