Dios agradece hasta un vaso de agua
dado con amor...   Padre Antonio María

La vida está hecha para valientes.

Padre Antonio María Hernández Hernández

     24 de Marzo de 2011. El Padre Antonio nos deja, con una terrible sensación de soledad, amargura e injusticia desoladora. Nuestros corazones palpitan a un ritmo vertiginoso... nos falta el aire, nos ahogan las lágrimas y la pena de sentir de no volver a ver su sonrisa nos paraliza...

     El Padre Antonio pasó su vida tratando de poner en práctica su gran lema: "Dejar el mundo un poco mejor que como lo encontró", y ciertamente, debe estar en estos instantes, contemplándolo desde el Cielo, con la satisfacción de haber hecho "un buen trabajo"... ¡¡Misión cumplida!! seguro estará gritándole Dios a su llegada, lo esperaba ansioso, con unos irrefrenables deseos de abrazarlo y tenerlo a su lado... Desde el Cielo, las vistas deben de ser increíbles: "sembró un maravilloso jardín de amor y esperanza", y el esplendor majestuoso de dicha cosecha, así como la fragancia de toda esa belleza, podrá percibirla ahora feliz y orgulloso en El Cielo.

     Se marchó, dejando a su paso, plazas, iglesias, jardines, hogares llenos de pobres gentes agradecidas... Se pasó la vida luchando por los jóvenes, los mayores, los trabajadores, buscando el dinero de donde no había, pidiendo a los políticos, suplicando ayuda sin desfallecer, en la angustia mensual de poder cubrir las necesidades que se derivaban del mantenimiento de los Hogares de Santa Rita... Lloró muchísimas veces en silencio, rogando a Dios le otorgara la fuerza y la fe que precisaba, para seguir confiando en la bondad de la gente. La burocracia, los formularios, los interminables papeles que iban y venían y luego se perdían... Había que empezar de nuevo, seguir confiando hasta el último instante, de que esa llamada de teléfono dando vía libre a la Obra del Alzheimer, se produciría... lamentablemente, eso jamás ocurrió...


     Gracias Padre Antonio... Gracias amigo... por llenar nuestras vidas de tantos momentos mágicos, únicos e inolvidables. Gracias por enseñarnos tantas cosas bonitas, por regalarnos tantas canciones, cantando "a pleno pulmón", las letras que dieron vida a los momentos más emotivos significativos. Por permitirnos crecer a tu lado, por adoptarnos como parte de tu vida, y hacernos sentir tan importantes. Únicamente, queremos pedirte al unísono, tus mayores, familiares, trabajadores, amigos... que por favor, no nos dejes solos, a la deriva, sin aire, sin timón, sin fuerzas... Dile a Dios de nuestra parte, que decididamente, nos sabemos ni podemos, caminar sin pies... que el dolor y la pena no nos deja pensar, y que las lágrimas que nos ahogan, no nos permiten hablar ni ver más allá de este sufrimiento tan desgarrador.

     Tu nombre será eterno y tu Obra, la razón de nuestra existencia. Abrázanos muy fuerte Padre Antonio... pero fuerte, muy fuerte... y quédate entre nosotros por siempre. Prometemos hacerlo todo tal y como tú siempre nos pedías, y buscaremos en cada detalle, la sensación de tu calor y tu alegría.

     La Fundación Canaria " Hogar Santa Rita " se constituye con el objetivo de dar acogida en sus instalaciones y el apoyo preciso, a los/las ancianos/as que sufren soledad o falta de amor familiar o que vivan en condiciones impropias de un ser humano, debido a su vivienda o a las condiciones del entorno de las mismas.

     Este motivo ha hecho que uno de los pilares básicos con los que se trabaje en el Hogar sea atender y promover el bienestar en la vejez para normalizar y facilitar las condiciones de vida que contribuyan a la conservación de la plenitud de las facultades físicas y psíquicas, así como su integración social. Gracias a la Bondad de Dios, de Santa Rita y de los Hombres, nuestro Hogar ha florecido, convirtiéndose en lo que hoy es y acogiendo a tantas personas necesitadas.

     Ahora necesitamos mucha ayuda para que nuestros mayores puedan seguir adelante con dignidad, el Proyecto de Nuestro Querido Padre Antonio, nunca parará. El desde el Cielo nos está guiando con su bondad, su sabiduría y amor a sus mayores, por eso te pedimos tu ayuda, colabora con nosotros con este DVD. Tu donativo lo necesitamos para la ropa, la comida, las medicinas de muchos ancianos, sillas de rueda. Por favor Ayúdanos.